Primera propuesta audiovisual que presenta la historia general de la Iglesia con Carácter divulgativo

Como punto de partida, hemos de agradecer a la Editorial San Pablo que con el doblaje de la serie “Historia de la Iglesia” ponga a disposición del público de habla castellana esta importante contribución para la divulgación del hecho histórico y del acontecimiento de la Iglesia. Creemos que es una apuesta editorial inteligente, dado el momento de audiovisual religioso entre nosotros, ofrecer al público algunas de las obras de referencia en otras lenguas, y de forma especial las que se producen en italiano.

La serie de 20 capítulos que nos ocupa esta producida por el Istituto LUCE. Esta institución, dedicada a la producción y a la distribución cinematográfica y documental, posee un importantísimo archivo histórico de cine y fotografía así como un catálogo de más de 200 títulos de referencia. Creemos que esta institución era una de las más indicadas para emprender este proyecto. Nuestro amigo Andrea Piersanti, cuya capacidad comunicativa colabora asesorando el título que nos ocupa, seguro que dará muchas facilidades para proseguir con esta colaboración.

En una primera valoración hemos de recordar que se trata de una serie italiana que fue preparada durante tres años y que fue transmitida por RAI1, con un importante éxito de público. Esto enmarca el hecho de que la mayoría de especialistas e imágenes sean italianos aunque la perspectiva sea decididamente católica y más específicamente europea. Con el patrocinio de la Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia, está realizada por Luca de Mata, un documentalista que tiene importantes obras de denuncia social y que ya realizó una producción muy sugerente sobre los museos vaticanos. El guión es del oratoriano Mauro de Goia, profesor de Historia de la Iglesia de la Facultad Teológica de Italia Septentrional, con la supervisión del actual obispo de La Spezia-Sarzana-Brugnato Mons. Francesco Moraglia, por entonces profesor de teología en Génova.

Ha de recordarse que es el primer intento audiovisual de presentar una historia general de la Iglesia destinada al gran público, lo que supone un gran esfuerzo de síntesis para centrar las cuestiones esenciales, de equilibrio para presentar los distintos matices de las situaciones conflictivas, de inspiración para marcar las grandes líneas espirituales de fondo y de actualización para presentarlo de forma atractiva para el creyente de hoy. El logro es notable, aunque también cuenta con algunas limitaciones que más adelante señalaremos.

Formalmente contamos con un narrador que va guiando las claves de cada capítulo, mientras que el montaje alterna la presentación de mosaicos, frescos, pinturas y bajorrelieves con grandes obras de la arquitectura cristiana, mapas ilustradores y película antiguas que proceden el importante fondo de LUCE. Cabe destacar especialmente las entrevistas con muchas personalidades relevantes como los cardenales Tomás Spidlik, Carles Georges M. Cottier o Gianni Battista Re, arzobispos como Rino Fisichela o Luigi Bressan y profesores como Giuseppe Della Torre, Justo Lucunza, Mario Bartoli o Gianfranco Ghirlanda. También se han de destacar las entrevistas a responsables religiosos como John Corriveau, ministro general de los capuchinos y actualmente obispo de Nelson; Pascual Chaves, rector mayor de los salesianos; y Dom Mauro Esteva, abad general del Císter; así mismo, aparecen distintos cargos vaticanos como Dr. Guzman Carriquiry del Consejo Pontificio para los laicos o George Coyne SJ. del Observatorio Astronómico.

El recorrido histórico se despliega en las casi diez horas de duración. Así desde la experiencia pascual (El comienzo de una historia), las primeras comunidades y las persecuciones (Ellos fueron los primeros) o los primeros concilios (Yo creo). El relato se centra especialmente en la formación de Europa desde las raíces cristianas (Europa nace de rodillas, 800 d.C. Europa Cristiana). También resalta especialmente el papel de la vida monástica con Benito y Bernardo y la conservación del legado cultural. Así mismo, recorremos los caminos de los grandes santos Columbano, Bonifacio, Cirilo y Metodio, Domingo y Francisco, Clara, Tomás de Aquino, Tomás Moro, Ignacio de Loyola y Teresa de Ávila, hasta Vicente de Paúl y Juan Bosco. En los últimos capítulos, siguiendo la vida de los pontífices, se nos van desgranando los grandes acontecimientos que se ilustran con imágenes documentales de gran valor históricos en torno a la I y II Guerra Mundial, el concilio Vaticano II e imágenes de la actividad de los papas. Igualmente, se presentan las grandes crisis con el poder secular resaltadas en los saqueos de Roma y las tensas relaciones de emperadores y reyes con el papado; se cuentan también las grandes rupturas de la unidad desde las crisis del arrianismo, la iconoclasia o las cruzadas y el cisma del 1054, hasta la reforma de Lutero y sus consecuencias. Con espíritu ecuménico y desde la visión católica, se presentan las tensiones y las posibilidades de superación. Un asunto que también se resalta es la secular tensión con el mundo islámico, donde se procuran establecer algunas bases para el diálogo en el momento actual.

En cuanto a los aciertos de esta propuesta, hemos de situar la visión amplia donde aparecen reflejados los acontecimientos centrales no solamente de la Iglesia europea occidental sino también los de Europa oriental y del mundo en general. También cabe destacar la visión espiritual que intenta reconocer en los acontecimientos históricos el camino de fe de los seres humanos y de los pueblos, así como la presencia de Cristo que acompaña la historia. Aquí debe resaltarse el uso de películas antiguas sobre Jesucristo que pertenecen al fondo de LUCE y que acompañan con intensidad al texto. Todo ello evitando descalificaciones globales pero afrontando con crudeza episodios más dolorosos como las cruzadas - calificadas de masacres abominables -, la simonía o las conquistas de pueblos en nombre de la fe.

También son interesantes algunos excursus de actualización sobre la constitución de la iglesia, los diferentes ministerios, la misión ad gentes, las peregrinaciones o las relaciones con el poder civil. Todos ellos acompañados por entrevistas e imágenes actuales que resaltan la universalidad del catolicismo. La sensibilidad por la música se resalta especialmente en la banda sonora aunque también en las alusiones al gregoriano, el órgano, el canto y la música litúrgica.

Entre los límites se ha de señalar una cierta simplificación de los acontecimientos, inevitable por las exigencias de concisión, pero con más posibilidades de contraste crítico, precisión y cautela; la preponderancia de la visión italiana que limita demasiado la oferta al público europeo; y por último, una cierta tendencia a espiritualizar los acontecimientos en un esquema demasiado apologético para la sensibilidad actual.

Aunque sin duda, estamos ante una aportación muy interesante desde el punto de vista audiovisual. Muy adecuada como complemento ilustrativo para clases de religión así como para parroquias y grupos de reflexión. En este sentido las pequeñas guías didácticas elaboradas por el profesor Salvatore Vitelo, de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, pueden servir para la revisión profundizadora y el contraste crítico. También creemos que es un material adecuado para la emisión en televisión y para el público familiar. Esperamos que la andadura de estos materiales formativos dé importantes frutos pastorales.

 

Profesor Peio Sánchez

Facultad de Teología de Cataluña - Instituto Ciencias Religiosas Don Bosco - Departamento Cine Arzobispado Barcelona

VER MÁS COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

© San Pablo Multimedia